FANDOM


El Exterminio de la Serpiente
Inuyasha - capítulo 100
← Anterior Capítulo 100 Siguiente →
Información
Kanji 大蛇成敗
Romaji Daija Seibai
Traducción Castigo a la serpiente
Publicación 17 de Julio de 1999
Volumen Volumen 11 Parte 2
Páginas 18 Viñetas 73

El Exterminio de la Serpiente (大蛇成敗, Daija Seibai) es el centésimo capítulo del manga InuYasha y el segundo capítulo del Volumen 11.

ArgumentoEditar

Inuyasha forcejea con la falsa Deidad del Agua por el control de la Alabarda de Amakoi, mientras muchos remolinos además de Sango y Kirara los rodean. Inuyasha tira la alabarda tan fuertemente que la aparta cortando el brazo de la deidad falsa, la deidad falsa se convierte completamente en una serpiente blanca gigante y muerde el brazo de Inuyasha. Sango dice que se transformó completamente porque le arrebataron la alabarda. Inuyasha le dice a la serpiente que no la dejará apoderarse de la alabarda y la golpea fuertemente en la cabeza haciendo que ambos caigan al Lago de Suijin, pero los tornados llegan al puerto de la aldea sin detenerse. La gente en la aldea se pregunta por qué están siendo atacados si su patriarca dio a su hijo Taromaru como sacrificio, el patriarca piensa con culpa que no puede decirle a los aldeanos que les mintió para salvar a su hijo.

La Deidad del Agua despierta y dice que es muy fácil detener los remolinos, Suekichi le sugiere que lo haga, así que la deidad dice que deben devolverle su alabarda, Kagome se molesta por la actitud de la deidad, pero le pide a Inuyasha la alabarda, Inuyasha piensa que al menos deberían preocuparse más por él y detiene la boca de la serpiente con sus manos para poder arrojar la alabarda a Kagome, la serpiente interviene el lanzamiento con su cola, pero Taromaru piensa que como hijo del jefe de su aldea debe salvarla, de lo contrario no volverá a ver la cara de sus amigos devorados por la falsa deidad. Taromaru recupera la alabarda, pero es golpeado por la cola de la serpiente, Sango arroja su Hiraikotsu y logra cortar a la serpiente en dos. Taromaru cae al lago junto con Inuyasha y ambas mitades de la serpiente. La serpiente ataca a Inuyasha quien ya puede utilizar a Colmillo de Acero para defenderse. Inuyasha corta en dos a la serpiente que para sorpresa de Sango se sigue moviendo en dirección a la aldea. Miroku se interpone y por encargo de las carpas absorbe a la serpiente con su Agujero Negro. Kagome pregunta donde está Taromaru e Inuyasha emerge con la alabarda y el niño en sus brazos, Kagome y Suekichi se alegran de que el niño esté bien y le devuelven la alabarda a la deidad. La Deidad del Agua recupera su tamaño original, ordena que se rompan las nubes y detiene los tornados. Desde la aldea tanto el patriarca como los aldeanos se sorprenden de que el fenómeno se haya detenido.

El patriarca se disculpa llorando con Suekichi, pero Suekichi replica que está bien y que no se preocupe por la sustitución, ya que Taromaru fue a salvarlo. Suekichi le pregunta a Taromaru si ya se fueron ellos y Taromaru piensa que no pudo pagarles apropiadamente, mientras tanto Miroku lleva todos los tesoros que le pagó el patriarca por salvar a su hijo después de que le contara lo ocurrido, incluso a pesar de las quejas de Inuyasha por ser una molestia en el viaje o de Sango por ser inescrupuloso. Miroku dice que después de vender los tesoros ocupen el dinero para divertirse, lo que hace que Sango se enoje cada vez más.

AparicionesEditar

PersonajesEditar

ObjetosEditar

LugaresEditar

Correspondencia con el AnimeEditar

Este capítulo corresponde completamente parte final episodio 27.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar