FANDOM


La luz inmaculada
Inuyasha- capítulo 246
← Anterior Capítulo 246 Siguiente →
Información
Kanji 汚れなき光
Romaji Kegarenaki Hikari
Traducción La luz inmaculada
Publicación 18 de marzo de 2002
Volumen Volumen 25 Parte 8
Páginas 18 Viñetas 76

La luz inmaculada (汚れなき光, Kegarenaki Hikari) es el capítulo ducentésimo cuadragésimo sexto del manga InuYasha y el octavo del Volumen 25.

ArgumentoEditar

Kagomesiente la presencia de un fragmento y se dirige junto a sus amigos a ese lugar, aunque Kagome dice que este fragmento se siente raro en comparación a los de Mukotsu, Jakotsu o Renkotsu, siendo este un fragmento totalmente puro.

Un par de hombres llegan al Orfanato de Suikotsu para que el médico curara a uno de ellos que sangraba al cortarse con una hoz. kikyo ofrece su ayuda a Suikotsu, quien la agradece mucho. Suikotsu cura la herida del campesino que después de todo era superficial, aunque se ve muy afligido. Luego de que los campesinos se marchan Suikotsu se queda con los Niños del Orfanato, quienes recuerdan que Suikotsu se siente mal al ver sangre a pesar de ser un médico. Kikyo le pregunta a Suikotsu si siempre ha sido médico y él responde que no, ya que venía del este, pero había dado tratamientos médicos y cuidado huérfanos desde que llegó al norte, una zona alejada de las guerras. Kikyo piensa que a pesar de que había vigilado a Suikotsu por mucho tiempo, éste no había mostrado siquiera un poco de maldad u oscuridad en su fragmento. Un Anciano llega hasta el orfanato preguntando por Suikotsu, pero él había ido a buscar hierbas, así que Kikyo atiende al anciano. Yuuta, Chiyo y Suikotsu buscaban hierbas medicinales y son encontrados por el grupo de Inuyasha, quien le pregunta si es miembro de los Siete Guerreros. El anciano le cuenta a Kikyo que Suikotsu llegó justo después de que la Tumba de los Siete Guerreros se rompió y que al igual que uno de los guerreros se llama Suikotsu, pero es completamente distinto del guerrero que hace aproximadamente diez años había visto ser decapitado. El anciano también dijo que hubo mucha gente que pensaba que Suikotsu era uno de los espíritus de esa tumba. Kikyo le pregunta al anciano si en realidad Suikotsu es un espíritu, pero él le dice que no es el mismo Suikotsu, ya que el bandido parecía un demonio.

Suikotsu le dice a Inuyasha que se equivoca de persona, ya que él es un doctor, pero Inuyasha le dice que es inútil fingir, ya que posee el mismo olor que el resto de los Siete Guerreros. Chiyo y Yuuta intentan escapar junto a Suikotsu mientras Miroku le recuerda a Inuyasha no atacar a los niños. Inuyasha ataca con sus garras a Suikotsu, quien no hace nada por defenderse y cae por un barranco. Yuuta golpea a Inuyasha por dañar a Suikotsu y ambos niños corren para ayudar al médico. Miroku hace notar a Inuyasha que Suikotsu no se defiende y que parece un humano normal, pero Inuyasha desconfía de él al pensar que es una actuación como la de Renkotsu. La aldea de Suikotsu comienza a incendiarse y todos se dirigen a ese lugar para ver qué pasa y Kikyo desde el orfanato ve a los guerreros llegar asta ese lugar, Suikotsu llega junto a Kikyo al orfanato. Renkotsu, Jakotsu y Ginkotsu incitan a Suikostu a atacar la aldea, quien se sorprende mucho al ver a estos guerreros, quienes insisten en que el médico se una a ellos. Kikyo y Suikotsu quedan perplejos ante estos hechos.

AparicionesEditar

PersonajesEditar

ObjetosEditar

LugaresEditar

Correspondencia con el AnimeEditar

Este episodio corresponde en su totalidad a la parte intermedia del episodio 108

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar