Wikia

InuYasha Wiki

Monte de las Ánimas

Comentarios6
972páginas en el wiki
Monte de las Ánimas
El Monte de las Ánimas (白霊山 Hakureizan) es un lugar en la región norte. Es un lugar con una alta pureza y divinidad gracias a la intervención del Santo Hakushin en él. Una gran cantidad de vegetación crece en el monte debido a que los Demonios no se atreven a entrar. Éste lugar sirve de campo de batalla para muchos personajes, tanto aliados como enemigos de Inuyasha y Aome.

HistoriaEditar sección

Naraku convence al Santo Hakushin de ayudarlo aprovechándose de sus dudas humanas y lo lleva al monte de las ánimas para formar aquí su escondite sagrado en donde no pudiesen entrar sus enemigos como Sesshomaru, Koga, Kikyo o Inuyasha, luego de convencer al santo Hakushin comienza a difundir rumores sobre el campo sagrado que hay en las cercanías del monte de las ánimas, los que llegan a oídos de Rasetsu no Kansuke que antes de morir pide a Kikyo llevar uno de los mechones de su cabello al monte para que una parte de él fuera purificada.

Inuyasha y su grupo siguen la pista que les había dado el Dios Mono que los dirigía al noreste hasta que llegan al refugio de los lobos del norte, donde se encuentran con Ayame y el Gran Sabio, quienes los mandan al monte de las ánimas, ya que estaban siendo amenazados por Kyokotsu. Avanzando más hacia el Norte, llegan al Cenotafio de los Siete Guerreros. Inuyasha va al pie del monte de las ánimas luego de que Aome, Miroku y Sango son envenenados por Mukotsu y atacados por Renkotsu. Kikyo intenta entrar al campo sagrado del monte de las ánimas, pero sus Shinidamachu comienzan a morir al acercase, gracias al campo sagrado el fragmento del cuello de Suikotsu es totalmente puro, así que Kikyo se queda en el Orfanato de Suikotsu para investigar al sospechoso médico. Luego de que el resto de Los Siete Guerreros atacara la aldea Kikyo es llevada por Inuyasha fuera del alcance del campo, Kikyo cuenta a Inuyasha y su grupo todo lo que sabe del monte de las ánimas, revelándoles que es un lugar sagrado y que por su condición de cadáver viviente no se puede acercar, además les cuenta que los demonios no se pueden acercar al monte. Kiyko se queda cuidando a los Niños del Orfanato de Suikotsu.

El grupo de Inuyasha se acerca al monte de las ánimas y Shippo y Kirara se debilitan, Inuyasha es rechazado por el monte y Miroku se siente mal por sus pensamientos, así que deciden alejarse del monte, además piensan que Naraku no podría entrara a esos dominios porque sería purificado.

Lin estaba junto a Jaken y Ah-Un, pero ve a lo lejos a Kohaku y decide seguirlo, Jaken intenta detenerla, pero el campo sagrado lo repele y casi purifica. Lin ve a los Demonios del Monte de las Ánimas y Kohaku la aleja para protegerla, diciendo que a él no le harán daño.

Sesshomaru llega junto a sus seguidores y no encuentra a Lin, quien sale corriendo desde el interior del campo del monte diciendo que Kohaku la salvó de unos monstruos, esto confirma las sospechas de Sesshomaru de que Naraku se escondía en el interior del monte. Luego de la batalla del grupo de Inuyasha contra los Siete Guerreros y la fractura de Banryu en el Castillo del Norte, los guerreros escapan al monte de las ánimas, donde se encuentran con Kanna y Kohaku, Kanna aconseja a Bankotsu reparar a Banryu con los fragmentos que Renkotsu había tomado de Aome en su templo.

Mientras el grupo de Inuyasha buscaba lugares que olieran como la marioneta de Naraku, Sango intenta atravesar la barrera del Monte de las Ánimas con Kirara, pero es repelida y dañada por la aún más fuerte barrera sagrada del lugar.

Mientras Shintaro junto al grupo de Inuyasha se dirige a la Isla Hijiri, les explica que el Santo Hakushin edificó un templo al pie del monte de las ánimas donde se hacen ritos de purificación.

Poco antes de que Inuyasha diera el golpe final en su pelea contra Bankotsu, luego de que Aome purificara uno de los brazos del guerrero , el Dokko interviene llevándose a Bankotsu al monte y protegiéndolo con un campo sagrado. Koga, Ginta y Hakkaku se refugian en una de las cascadas del monte comiendo un jabalí y recordando su escondite por la similitud de los terrenos y Sesshomaru junto a sus seguidores ingresa al monte para investigar el paradero de Naraku.

Miroku y Sango deciden entrar a la barrera del monte mientras Koga busca pistas de los Siete Guerreros en el perímetro de la barrera del monte. Miroku frecuentemente intenta tocar al Sango, pero la barrera sagrada se lo impide inmovilizándolo. Koga sigue luchando contra Renkotsu y Ginkotsu y éste último explota causando graves heridas a Koga, Inuyasha lo lleva a un lugar seguro donde se ocultan. Mientras tanto Sango y Miroku son desviados de los caminos del mnonte por Kohaku, quien usa una tela brillante propia de los exterminadores. Sesshomaru y Jakotsu comienzan a pelear en el monte, Jaken y Lin huyen y son interceptados por Suikotsu, quien cae junto a la pequeña Lin desde el puente. Sesshomaru devuelve el ataque de Jakotsuto con su Tokijin y sigue a Lin, emboscando a los guerreros en el interior de la barrera del monte. Kikyo ve a todos los muertos que Suikotsu deja frente al orfanato, incluso al anciano que alguna vez atendió ahí, tras hablar con Chiyo y Yuuta y aconsejarles marcharse de ese lugar va al Monte de las ánimas a acabar con Suikotsu. Sesshomaru lucha contra Jakotsu y Suikotsu e intenta matar a ambos, pero por el poder de los fragmentos su plan no resulta y Suikotsu ataca a Lin, pero Kikyo llega a tiempo y lanza una flecha en su cuelo, purificándolo y despertando nuevamente la personalidad del médico. Jakotsu se lleva el fragmento de Suikotsu y huye, Lin agradece a Kikyo haberla salvado y Sesshomaru reflexiona sobre Kikyo, la mujer que selló a Inuyasha.

Kikyo decide alejarse definitivamente del campo de energía. Miroku y Sango logran salir del monte de las ánimas nuevamente, pero prefieren seguir investigando hasta llegar a la cima, llegan a una cueva llena de energía maligna y Kanna advierte a Kagura la llegada del monje y la exterminadora.

Miroku y Sango entran a la cueva llena de energía maligna y son atacados por los demonios que hay allí. Kagura dirige a los demonios y los manda a atacar a los amigos de Inuyasha. Sango la ataca con su Hiraikotsu, pero Kagura le devuelve su arma controlando el viento y la deja inconsciente. Miroku protege a Sango amenazando a los demonios con absorberlos con su Agujero Negro a riesgo de absorber a los Saimyosho. Kagura ordena a los demonios atacar y el monje cumple su palabra, absorbiendo una gran cantidad de demonios e insectos y huye envenenado y seguido por una gran cantidad de demonios.

Inuyasha decide entrar al campo sagrado del monte para buscar a sus amigosy deja a Aome y Shippo a cargo de Koga. Renkotsu sigue a Inuyasha y lo ataca, empujándolo al campo sagrado y dañándolo gravemente, pero gracias a la naturaleza híbrida de la sangre de Inuyasha este se vuelve totalmente humano, quedando casi indefenso contra Renkotsu. Inuyasha escapa de Renkotsu por una grieta en el monte. Jakotsu llega y Renkotsu le dice lo que ha pasado con Inuyasha, así que Jakotsu entra al monte siguiéndolo para acabar con él en su apariencia humana. Sango y Miroku mientras tanto descubren que habían llegado al interior del campo sagrado nuevamente, ya que los demonios no los alcanzaban y además de eso, todo el veneno que había absorbido Miroku había sido purificado.

Sango y Miroku se dirigen rápidamente hacia el final del camino y se encuentran con la figura del Santo Hakushin a quién le preguntan opr qué ayudó a Naraku. El Santo Hakushin confiesa haber caído en desesperación y confusión antes de morir pero que no se retracta de ayudar al demonio Naraku. Miroku intenta absorberlo con su agujero negro, pero la figura escapa, deshaciendo la barrera del monte. Esto hace que todos los demonios que se encontraban en el interior del monte puedan circular libremente y que Inuyasha recupere sus poderes luego de una distracción de Jakotsu. Inuyasha acaba con Jakotsu con el Viento Cortante y se dirige al interior del monte a buscar a Naraku. Renkotsu intenta atacar a Bankotsu, pero Bankotsu termina derrotándolo al pie de la montaña y va a acabar con Inuyasha quien estaba en el interior del monte.

Inuyasha es interceptado por Bankotsu, quien junto a su arma busca venganza. El monte de las ánimas comienza a colapsar por la gran cantidad de energía maligna que emana de él, acabando con toda la vegetación. A sus alrededores, Aome, Koga, Kikyo y Sesshomaru comienzan a matar a los demonios que se les acercan. Bankotsu e Inuyasha comienzan a luchar y Bankotsu explica el por qué de su lealtad a Naraku. mientras tanto en el interior del Monte Sango y Miroku se encuentran con una gran cantidad de cadáveres de demonios en el centro del monte y encuentran una gran cantidad de hombrecillos de carne, los que luego descubren que son el corazón humano de Naraku.

Inuyasha le explica a Bankotsu que sería traicionado de todas formas, ya que los demonios que los acechaban esperaban a que el combate acabara para atacar al herido ganador. Bankotsu comienza a matar demonios hasta que llega al número mil, dándole un aura demoníaca a la alabarda y explicando cómo le dio poderes a su alabarda (matando mil humanos y mil demonios con ella) y crea una bola de calor increíblemente poderosa, suficiente para permitir a Inuyasha hacer su Bakuryuha y acabar con él. Todo el monte comienza a transformarse en un ser vivo que absorbe los poderes de los demás, absorbiendo a Koga, los restos de Bankotsu e Inuyasha. Naraku atrapa a todos en el monte afirmando que ya es sólo una parte más de su cuerpo e Inuyasha se deja llevar atacándolo con su viento cortante, el que comienza a rebotar y devolverse. Aome logra contrarrestar el viento cortante con una de sus flechas sagradas y ver a Koga atrapado en los pies de Naraku. Inuyasha envía a Aome fuera del monte junto a Shippo y va al fondo del monte a salvar a Koga. Al salir del monte que comienza a derrumbarse, Koga despierta a saca a ambos de los restos del monte. Al pie del monte Naraku ataca a Kikyo y la lanza a un río de veneno donde ni sus Shinidamachu sobreviven, siendo este el plan de Naraku luego de destruido el lugar.

En el anime más tarde se revela que aquí estaba escondida la cuchilla Kon de la Alabarda Kenkon creada por Kaijinbo.

Mucho más adelante, Naraku vuelve a las ruinas del monte a recuperar su corazón humano y con él sus sentimientos de odio y desesperación para poder acabar con la luz pura de la Perla de Shikon que dejó Kiyko con la voluntad de Midoriko en él.

Barrea de PurificaciónEditar sección

Es la barrera que el Santo Hakushin crea por orden de Naraku para impedir que sus enemigos se acerquen, aunque afecta también a cualquier otro demonio, purificándolo o causándole mucho dolor y daño en el más favorable de los casos. Es una barrera muy poderosa capaz de afectar a Daiyokai como Sesshomaru, a híbridos como Inuyasha, a cadáveres que viven alimentándose de almas como Kikyo, a cadáveres sostenidos por fragmentos como Bankotsu o a humanos con mínimos deseos malignos como Miroku, sin embargo no es capaz de afectar a Kanna o a Kohaku. También esta barrera sagrada pudo purificar el veneno que Miroku absorbió de los Saimyosho

Canción del Monte de las ÁnimasEditar sección

Es una canción que se escucha frecuentemente en las cercanías del Monte y es cantada por niños como tradición de las aldeas del norte en honor al sacrificio del Santo Hakushin. En la versión latinoamericana, la canción original es traducida y recitada frecuentemente por Kikyo, cantando su versión latina Chiyo y otros Niños del Orfanato de Suikotsu y Shintaro quien hereda de su padre la responsabilidad de la aldea que protege la Isla Hijiri.

ImágenesEditar sección

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio